24/7

19,90 €

Disponibilidad:

Agotado(a).

Informarme cuando esté disponible

DEVOLUCIONES GRATIS

DEVOLUCIONES GRATIS
Puedes devolver el producto con la etiqueta prepago que encontrarás dentro de tu pedido. Debes recordar que se requiere una factura de compra, y que esta garantía solo se aplica a los productos de Urban Decay comprados en urbandecay.es
MÁS INFORMACIÓN

ENVÍO GRATIS a partir de 40€

Garantía "Love it or leave it"

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit. Aenean commodo ligula eget dolor. Aenean massa. Cum sociis natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Donec quam felis, ultricies nec, pellentesque eu, pretium quis, sem. Nulla consequat massa quis enim. Donec pede justo, fringilla vel, aliquet nec, vulputate eget, arcu.

Más información

Descripción de producto

"Cremoso, de larga duración, galardonado y resistente al agua, el lápiz de ojos 24/7 Glide-On ¡es el mejor lápiz de ojos de todos todos todos los tiempos! La fórmula aterciopelada 24/7 de Urban Decay permanece cremosa para ser mezclada (unos 30 segundos), y después se seca logrando un acabado de larga duración que no migra. Nunca antes ha habido un lápiz tan cremoso y brillante que también fuera resistente al agua. Creado con 50% de ingredientes hidratantes (como el aceite de jojoba y el aceite de semilla de algodón y con vitamina E) y suspendido en una sofisticada fórmula resistente al agua, los lápices de ojos 24/7 Eye Pencil ofrecen un color duradero y una sensación cremosa de ensueño cuando se aplican."

Consejos de profesionales

Empieza afilando tu lápiz hasta conseguir una punta redondeada. Raya del ojo inferior: Presiona el lápiz suavemente sobre las pestañas inferiores, aplicando el producto con golpecitos delicados y breves hasta que consigas la intensidad que deseas. Raya del ojo superior: Mira hacia arriba y coloca la punta redondeada del lápiz en el borde externo del ojo. Presionando hacia las pestañas, levanta ligeramente el párpado mientras aplicas el producto con toques delicados y ligeramente más largos. ¡No mires al lápiz! En cuanto cojas un poco de práctica, serás capaz de hacerlo sin espejo; la clave es dejarse llevar y simplemente sentir el trazo del lápiz. Detente a unos tres cuartos de camino entre el rabillo del ojo y el lagrimal. Entonces, empieza en la zona del lagrimal siguiendo la misma técnica hasta que las dos líneas se encuentren.

Opiniones